A Travellerspoint blog

NICARAGUA, NICARAGÜITA

Fue una de las fronteras mas complicadas. Siempre hubo 4 o 5 personas que se acercaban a ofrecer cambio de billetes o alguna “ayuda”, pero cuando bajamos de la ultima camioneta que va de la frontera hondureña a la de Nicaragua, apareció una turba de jóvenes de diferentes tamaños que gritaban “¡lo llevo, lo llevó!, ¡conmigo!, ¡no conmigo!” mientras se empujaban entre ellos jalando nuestras mochilas. Eran tantos que inclusive por un momento no pude ver a Robin. Yo repetía que no era necesario mientras nos tambaleábamos; y en medio de aquello, nos movimos lentamente hacia las oficinas de migración. Los chavos, miraron que discutí con la encargada de Honduras porque estaban cobrando la salida del país, cuando la primera vez (el salvador y Nicaragua no tienen frontera) pague solo la entrada. Al final tuvimos que ceder. Pero viendo que no éramos un blanco idóneo para sacar dinero, los cerca de 30 bicitaxistas que estaban antes fueron partiendo uno a uno. Solo quedó un paciente y perspicaz conductor, por suerte, pues era largo el camino y además alcanzamos justo el último bus.

El momento, la pasión
Llegamos a Nicaragua en medio de la efervescencia electoral por la disputa de la presidencia. Pósters y pintas por todos lados, periódicos, tv y radio hablando todo el tiempo de éste o aquél. Que si se había casado, cuantas veces, si es borracho o no, si es amigo o enemigo de Chávez o Bush, y todos esos asuntos de gran prioridad que acostumbran mostrar los medios masivos. Pero sobre todo, vimos euforia y expectativa entre la gente. Presenciamos muchas conversaciones -unas más fuertes que otras- que demostraban un amplio interés por su historia pasada, y de pronto fuimos parte de algunos acalorados debates. Eso si, siempre con respeto por que ante todo queríamos aprender y escuchar.
El entusiasmo era palpable, defendían a ultranza sus posiciones y alertaban sobre el futuro del país. Lo bueno es que siempre encontramos calidez y ganas de platicar, sobre todo porque tenían fresco en la memoria el conflicto político que México está viviendo y el intervencionismo estadounidense que inunda la historia de nuestro continente. La política se vivía con gran pasión. Los actores eran Daniel Ortega, del Frente Sandinista para la Liberación Nacional, controvertido candidato pórque encabezó el movimiento armado que derrocó al dictador Somoza, enfrentó una ofensiva militar de EU con la sombra de los “Iran contras”, perdió las primeras elecciones abiertas después del conflicto, pactó una reforma con el ex presidente alemán (acusado de corrupción) y para cuando llegamos, su organización había votado junto a la clase política por abolir una ley que tenia décadas de vigencia y permitía el aborto en casos de violación y malformación. Era por decirlo así, el blanco de críticas de todos los polos del tablero político. Tenia enfrente dos candidatos “Liberales”, aunque la verdad a estas alturas ya no se que demonios significa esa etiqueta. Uno, Jose Rizo, ex vicepresidente, y el otro, Eduardo Montealegre, ex ministro. Uno con un partido viejo y de tradición y el otro con una formación nueva. Uno parte del pacto alemán-ortega y el otro apadrinado por Washington para evitar la victoria del sandinismo. Muy al final de la carrera se enfiló una escisión del FSLN llamado movimiento de renovación sandinista con un Edmundo Jarquin sin esperanzas reales.

LEÓN, los volcanes y la cuna del sandinismo.
Llegamos a León por la noche muy cansados. Directo nos fuimos a hotelito casa vieja por recomendación de mi amigo Rafael quien conoce a Miriam, la dueña. Ella nos recibió con mucha alegría y sin mediar precio ni regateo, nos dijo: "pasenle , aqui van a dormir".

León es una ciudad hermosa. De clima caliente, luce una plaza donde reside la 3ª catedral más grande de Ameria Latina. Desde su parte alta, cuando el sol y las nubes lo permiten, se pueden apreciar una decena de imponentes volcanes. La comida es rica y barata aunque después de unos días aburre frente ala escaza variedad, sobre todo de fruta.

Murales que hablan la historia Nica decoran varias calles, sus plazas son idóneas para buscar la sombra de un buen árbol y la casa del gran poeta Rubén Dario trae con sus letras un referente más de orgullo local. En esta ciudad pasamos como una semana e hicimos varios amigos: un rastafari panameño muy tranquilo, artesano que venia viajando de costa rica; un mexicano, también artesano, calvo, de barbas hechas rastas, de 40 años, que venia en bici desde Querétaro hasta Panamá e iba de regreso; dos chicas de Inglaterra que se quedaban en el hotelito y ya vivían ahí dando clases de ingles; y un argentino, que venia en una camioneta desde Nueva York, entre otros.

Es necesario decir que León es la ciudad con más presencia del sandinismo. Fue la primera ciudad tomada por el FSLN cuando como movimiento armado derrotó al somozismo y enfrentó militar y políticamente al imperialismo norteamericano. Además de escuchar los debates entre Miriam y su hermano – ella es liberal y el es sandinista- decidimos ir a platicar con unos excombatientes que están por la plaza.
Olvide sus nombres pero al pedirles una visión inicial me dijeron: “el movimiento armado comenzó en la montaña como última vía contra la dictadura de los somoza. Seguimos la estrategia de la guerra popular prolongada. En 1977, tomamos San Carlos y el cuartel de Masaya. Buscando afianzarnos con alianzas campesinas, proletarias y estudiantiles, el 1 de septiembre de 1978 la insurrección estalla. Se tomó la cd de León”

Leon es una ciudad con varias sedes de la UNAN (Universidad Nacional Autonoma de Nicaragua) y no obstante que estaban en epocas de vacaciones cuando , nos metimos a mirar y de paso nos tomamos unas cervezas toñas en los lugares que frecuentan los universitarios.

Pregunto yo: “y que tal los estudiantes, cual fue su participación?”
Me responde: “inmensa, la universidad fue una base política del FSLN y Carlos Fonseca de la Juventud Revolucionaria Nicaragüense un dirigente histórico. En 1979 ganamos. Llegamos al poder y terminó la estrategia guerrillera. Buscamos abrir un proceso plural y abierto con quienes incluso no apoyaron nuestra vía pero que fueron igualmente reprimidos por la dictadura. El gobierno inicial lo encabezo el Cdte. Daniel Ortega y el país resistió el ataque de EU con los Irán contras como equipo paramilitar. Años después y con una nueva constitución perdió las elecciones Daniel ortega y el FSLN, y ganó Violeta Barrios de Chamorro (esposa de pedro joaquin chamorro asesinado por la dictadura) de una familia que ahora controlan periódicos y empresas”.

Les pregunto: “¿y porqué perdió?”.
Responde “por la sombra de la guerra, la gente no quería mas guerra y nuestros adversarios aprovecharon que nosotros abrimos un proceso plural con quienes nunca apoyaron nuestra vía pero igual fueron reprimidos por la dictadura”

Pregunto de nuevo: “Piensa que el movimiento del cual formaron parte, primero armado y luego en el poder, tuvo resultados”
Responde: “si claro, además de la nueva constitución se hizo una reforma agraria, se redujo el analfabetismo del 50 al 10%”
Pregunto: “¿Pero entonces creen que podrán ganar?”. Y sentenciaron: claro! vamos a ganar, los momentos son otros, la gente ya vio cómo gobiernan ellos, 3 gobiernos neoliberales, y no se van a volver a equivocar”

Otro día con el hermano de Miriam nos fuimos al cierre de campaña de Daniel Ortega en león. Fue impresionante. Camionetas, autobuses, vehículos por todos lados repletos de gente. Colgados por las ventanas y en los techos, gritando “¡¡dos, dos!!” -numero de la planilla del fsln- con los colores rojo y negro y la canción de su campaña “j-u-n-t-o-s q-u-e-r-e-m-o-s—r-e-c-o-n-c-i-l-i-a-c-i-ó-n-” en clara referencia a un perfil alejado de la guerra y la confrontación. Ancianos, mujeres, hombres, niños y jóvenes en todas las esquinas esperando ver al candidato, pero a diferencia de movilizaciones partidarias donde se ven contingentes de los grupos constituidos, de algún diputado o dirigente social, aquí reinaba la espontaneidad. Por fin, después de varias horas de espera apareció Ortega y con un discurso simple pero contundente abrazó un diálogo directo con la masa. Leyó los carteles que portaban sus seguidores que iban desde frases de la biblia hasta consignas revolucionarias. Habló de educación, de política social y de las relaciones con EU. Enfatizó que no aumentarían los costos de enviar remesas y rompió otros mitos que la TV difundía para promover el miedo.

Al final, cansados y con los pies adoloridos, regresamos. Sólo quedaron en el suelo la propaganda y algunos restos de la concentración. Pero en la simbiosis popular, una pequeña rendija de esperanza se abría para los nicaragüenses.

GRANADA
Ya de noche salimos de león. Muy por afuera pisamos Managua para esperar el transporte que nos llevaría a Granada. Habíamos escuchado de su peligrosidad y mientras esperábamos en la enorme fila un par de niños se acercan a la chica delante de nosotros y le preguntan. “¿me da la hora?”. La chica cómo ya sabiendo le dice que son las ocho sin mirar su reloj, uno de los niños ve al otro y saca un cuchillo de entre las mangas del suéter. ¿Casualidad?.

Llegamos a Granada y nos fuimos al Hostal. Nos recibio un joven nica muy amable que trabaja para uno de esos extranjeros que encuentran en los hostales un jugoso negocio "alternativo". De entrada cuando le pregunte de la temporada baja me dijo "casi no hay turistas, tienen miedo por eso de las elecciones, sobre todo si gana ortega".
Un día después comenzó la exploración. De clima un poco más agradable que león, es caliente, pero con una brisa refrescante por la cercanía con el mar. La plaza es, como siempre, el punto inicial del recorrido. Ahí puedes tomar agua de cacao y vigorón, platillo local con carne de puerco.

Conocimos casualmente a Eder y Hamilton, jovenes que tienen una pequeña agencia de tours. Uno jefe y el otro unico empleado la hicieron de guías por un recorrido barato por las isletas que se encentran cerca de granada. Tambien venia Diego, el argentino que conocimos en león. Con cervezas en mano platicaban que varios empresarios ya pueden presumir, además de casa y coche, que tienen una isleta donde van muy a veces a pasar el fin de semana. Más divertida fue la isleta “propiedad” de los monos, sobre todo cuando la mona se subió a la lancha a comer unas galletas con nosotros.

Hamilton era muy sandinista y medio callado. Pero después del paseo y las cervezas, ya medio borracho, me empezó a hablar de Box, algo de lo que no se mucho y la verdad no es muy de mi devoción. Mencionó al finito López, un boxeador mexicano cuyo nombre por ahí escuche alguna vez. Error decir que sabia quien era. Me reclamó que años atrás peleo con un nica y que le robaron la pelea al declarar empate. Cómo todos los borrachos insistente y terco provocó que planeáramos dejarlo para ir a una fiesta de voluntarios. Hamilton sobrio era muy amable y sandinsta, cuestión que contrastaba con el nica que trabajaba en el hostal para un extranjero. Eso si, muy atento, desde que llegamos pregunte “como esta la afluencia” dijo “muy baja, los turistas tiene miedo por los de las elecciones, sobre todo si gana Ortega”

Salimos rápido de aquella ciudad turística donde 2 días son suficientes.

ISLAS DE OMETEPE.
Fue un sitio de relajación total. La hermosa isla tiene dos volcanes en el centro como dos huevos estrellados. Los caminos son difíciles y largos por lo mismo, extraño para pensar que te encuentras adentro de una isla. Llegamos a una cooperativa cafetera muy bonita. Sandinistas, siempre amables, nos dieron una grata estancia, aunque con precios altos para el estándar del país. Tienes que caminar dos Km. y llegas a un sitio con abultada vegetación, un jardín de flores y mucho café.

Todavía recuerdo cuando compré agua en la primera tienda del camino bajando de la finca, y una niña cuando vio la gorra que traía Robin del FSLN, nos dijo. “nosotros no queremos la dos” “y ¿porque?” Le pregunte, porque ese señor nos quiere llevar a la guerra”. Aunque las banderas liberales ondeaban su casa seguro por su edad no vivió aquella época.

El itinerario fue leer, escribir, nadar en al río, caminar mucho, y después del atardecer, descansar con los sonidos de insectos y pájaros endulzando nuestros oídos.

RIVAS Y SAN JUAN DEL SUR.
Rivas fue de paso nada mas porque ya era tarde. Nos quedamos en un hotel horrible, donde en la madrugada nos tocó a la puerta una mujer media borracha diciendo que su marido la quería violar. Con miedo de ver a un panzón con la camisa de fuera y el cinturón en la mano, la ayudamos a salir pues la puerta que da a la salida estaba cerrada. Pasado el mal dormir de aquella noche, salimos hacia san Juan del sur en la costa pacifico.

Playa playita. La victoria sandinista.
Aunque un poco caro San Juan del sur nos dio atardeceres increíbles. Pasamos ahí casi una semana y además de hacer algunos amigos vivimos el día de la elección. Había ley seca, decidimos mirar de cerca donde la gente vota y nos propusimos hacer unas entrevistas, o más bien, buscar platicar con nicas del lugar pa saber su opinión. Grabamos algunas en nuestra cámara que después perderíamos, pero recuerdo en particular la que quizas fue mas espontanea.

Después de ver varias casillas, el calor nos empujó a comprar una especie de raspado en una casa que anunciaba su venta. Ya ahí, después de las inevitables preguntas de nuestro origen y nacionalidad, la lengua comenzó a soltarse. Su nombre eran Cristian (hijo) y Rolando (su padre). De clase sencilla, ambos estaban muy informados, sabían fechas históricas, sucesos importantes, cifras , etc. El padre de carácter fuerte, muy enfático y tal vez un poco enojon o de dura apariencia. Veterano, hasta nos mostró heridas de fusil y aseguró que en el mismo muelle donde tomábamos cervezas toñas, llegaron buques militares. Siempre recalcó su rechazo a EU, incluso nombró odio varias veces. Dijo “Odio a bush y a reagan, si los viera les pegaría”, dos presidentes clave en la época de la guerra, aunque aclaraba: “yo se que no es lo mismo el gobierno de EU que su pueblo. Aquí recibimos muchos gringos buenos que son nuestros amigos, ellos vienen a compartir, a ver la naturaleza, muchos son conscientes de lo que su gobierno ha hecho y hasta protestan”
También recordó:
“Cuando fui a sacar la visa estadounidense había muchísima seguridad. Se cierra la puerta de una gran fortaleza y lo tratan a uno como perro. No como en cuba, dónde llegas y se siente el amor con el que te tratan Te dicen tome su asiento, tómese un café. Pero en la gringas quítate los zapatos, la cartera, el cinturón, Manos arriba!, tus documentos, haber cuanto tienes en tu cuenta de banco , ¿tienes propiedades?”

Después hablamos de lo que estaba pasando en México. Tras una hora de platicar y platicar llego el silencio que siempre suspende una amena conversación. Ya habíamos dicho todo, o casi todo. Nos despedimos con un abrazo y avanzamos.´

El sol se fue y la noche tomo su lugar. La incertidumbre y el hermetismo reinaban. Todo mundo en su casa viendo las noticias en la televisión. Nosotros, fuimos por ahí a ver donde nos pegábamos para saber algo más. Un día después las tendencias preconizaban el triunfo de ortega: la celebración no se hizo esperar. Cuetes, banderas, gritos, y uno que otro borracho. Nicaragua nos despedía como la hermana que es, siempre sonriente, alegre, hermosa. Una patria saqueada, pero con mucho pendiente por decir en la historia, la misma voz que en todos lados se levanta de lo profundo y reclama un lugar de justicia y dignidad, es ya el arma de este angosto pedazo de nuestra patria americana….

Posted by vlado 16:34

Email this entryFacebookStumbleUpon

Table of contents

Be the first to comment on this entry.

This blog requires you to be a logged in member of Travellerspoint to place comments.

Enter your Travellerspoint login details below

( What's this? )

If you aren't a member of Travellerspoint yet, you can join for free.

Join Travellerspoint